Buscando un Guardián para la Nube

Sin título-2

Para el ciudadano medio, el problema no es tanto quién le espía sino a quién cede datos voluntariamente. Hay dudas sobre quién y cómo debe gestionar nuestra información privada

El País, 14 – 11 – 2013

Criptonube, CloudSEEP y SafeGDocs proporcionan soluciones para la protección automática de la privacidad. De manera que los datos pueden ser tratados eficazmente y procesados sin transferencia de los datos en formato de texto claro, lo que implica una completa protección de la privacidad.

Enlace a la fuente original:
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/11/14/actualidad/1384383731_820058.html

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

El último Informe de Transparencia de Google revela un dramático aumento de solicitudes de datos de usuario

google_charts

Todo cambió cuando la noticia sobre el programa de espionaje del gobierno de EEUU, PRISM, salió a la luz. En un instante, pasamos de asumir que nuestras relaciones en línea eran en su mayoría de carácter privado (o por lo menos, tan privadas como quisiéramos que fuesen) a saber que casi nada está fuera del alcance del espionaje, ni siquiera nuestras conversaciones de mensajería instantánea.
MaximumPC, 11/14/2013

CloudSEEP, Criptonube y SafeGDocs ofrecen soluciones eficaces para llenar este vacío y proteger totalmente los datos sensibles, lo que contribuye a satisfacer las necesidades de privacidad de los usuarios y permite securizar los servicios en la Nube.

Fuente del artículo original: http://news360.com/article/209987833

 

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

El legado de Snowden: La web abierta pronto podría ser cifrada por defecto

encryption-md

 

La privacidad en la web abierta se está convirtiendo en una necesidad. El cifrado es el camino a seguir para proteger los datos en la nube, y los estándares se están desplazando hacia ese camino. CloudSEEP, Criptonube y SafeGDocs van un paso más allá, y permiten servicios web totalmente seguros y privados en la Nube.

Tras las recientes discusiones entre los grandes fabricantes de navegadores, los organismos que establecen los estándares y el resto de la industria, el Grupo de Trabajo HTTP de la Wide Web Consortium (W3C) ha anunciado hoy que la próxima versión del protocolo HTTP sólo funcionará con direcciones web seguras, “https”

Artículo referenciado, por David Meyer: http://gigaom.com/2013/11/13/snowdens-legacy-the-open-web-could-soon-be-encrypted-by-default/

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Desconfianza en los proveedores de almacenamiento norteamericanos

Francisco Ginel, director de seguridad de la división grandes empresas de Telefónica comenta que “hay una gran desconfianza hacia Estados Unidos y muchos buscan alternativas para poner sus datos a buen recaudo”. El llamado caso Snowden está teniendo no solo consecuencias políticas sino también económicas para las empresas TIC sometidas a la legislación estadounidense, debido básicamente a los amplios poderes otorgados a los servicios secretos de este país.

Art_ELPAIS

La Cloud Security Alliance señaló en una encuesta realizada en julio a un total de 207 empresas no americanas que más del 56% era reticente a utilizar servicios de proveedores de EEUU. De ellas, un 10% llegaron incluso a cancelar proyectos relacionados con ese país. Estas reticencias no sólo afectan al sector privado, si no que países como Suecia o Brasil ya han tomado medidas para dejar de utilizar sus servicios en la nube.

A pesar de que se prevé que si no se cambia la legislación se podrían perder oportunidades de negocio por un valor de 25.600 millones de euros de aquí al 2016, ni Google, ni Yahoo ni ninguno de los otros grandes del sector han reconocido hasta el momento haber sufrido una pérdida de clientes.

El caso Snowden ha provocado una gran desconfianza en los proveedores de almacenamiento de EEUU incitándolos a mover sus datos a otros proveedores. Las soluciones ofrecidas por SCAPE con Criptonube y CloudSEEP permiten mantener los datos seguros e inaccesibles incluso durante su procesado en entornos no confiables, como puede ser la nube.

Fuente: El País

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn